Ímola

La adaptación es la clave

La adaptación es la clave

La adaptación es la clave

El año que nos ha tocado vivir nos hace ver la importancia de la adaptación a la nueva situación. La vida nos ha propuesto una nueva situación, un cambio al que no estábamos acostumbrados, un viaje inesperado.

Al principio puede resultar tedioso, que nos genere vértigo e incluso malestar. Es una respuesta normal ya que la estabilidad mental y social es necesaria para mantener nuestro bienestar psicológico.

Y debemos aprender a adaptarnos a los cambios, a la “nueva normalidad” para seguir adelante y evitar que el miedo se adueñe de nosotros.

Viviendo el aquí y ahora

Los planes, los viajes previstos, las celebraciones…todo ha tenido que posponerse, pasar a un segundo plano para concentrarnos en el presente, en lo que estábamos viviendo, el aquí y ahora.

Aceptar el cambio, aceptar que no todo está controlado y que también podemos adaptarnos a esta nueva situación. ¿Cómo? Muy sencillo, te lo contamos enseguida.

Los puntos clave

  1. El cambio es constante. Utilizamos agendas, horarios y lugares de reunión para organizar el tiempo y las tareas, pero cada día es un día nuevo, en el que está todo por hacer. La pregunta a la que responder sería ¿Qué hacemos ahora? Y pasar a la acción.
  1. No negarse ante la nueva situación. No olvidamos que esta pandemia trae aspectos negativos, y sin perderlos de vista, también deberíamos potenciar los positivos. Lo que ha puesto de manifiesto esta situación son las carencias que tenías en tu marca, o en tu web, o en tu identidad gráfica y que ahora puedes aprovechar para renovarlas.
  1. Ser flexibles. El cambio de rumbo, de lo que tenías planeado a lo que ahora has de hacer. Un giro inesperado como éste, que ha hecho que “tu empresa” se encuentre por un momento a la deriva, pero que tan pronto como vuelvas a orientarte, seguirá navegando en la dirección adecuada.

Por tanto, si adaptamos las nuevas estrategias, los mensajes y los objetivos de tu marca a esta nueva situación, podremos seguir trabajando con ilusión, con esfuerzo y dedicación, como lo hemos hecho hasta ahora, sumando experiencias a la mochila y adaptándonos, es la clave.